Mazatlán

HISTORIA

FEF en Mazatlán inició en noviembre de 1988. No cabe duda, Dios pone los medios y aprovecha las buenas intenciones de los hombres. Olga Lemenmeyer Gonzáles, mazatleca que vivía en la ciudad de México y pertenecía a una Comunidad de FEF, tenía muchas ganas que en Mazatlán se fundara FEF para que sus familiares pudieran tener la maravillosa experiencia que ella vivía en su Comunidad.

Así contactó a la entonces Región Vizcaya Pacífico con sede en la ciudad de Durango para que vinieran a Mazatlán a iniciar FEF. Por otra parte Tere Gallo de Gil proveniente de la Cd. de México que llevaba 8 años en la Comunidad Espíritu Santo del Pedregal llegaba en esas mismas fechas a vivir a Mazatlán con su esposo y tres hijas que ya habían hecho la Primera Comunión en su comunidad de FEF. Por el trabajo de su esposo cambiaban de domicilio tenían la oportunidad de irse a Tampico o a Mazatlán, a Tere le movía Tampico pues allí había más de 10 Comunidades de FEF, cuando supo que su destino era Mazatlán le dijo a su esposo:

- Lo único que me duele es que en Mazatlán no hay FEF - a lo que su esposo le dijo:

- Que no te duela, tú lo puedes iniciar.

Con esas intenciones llegó a Mazatlán y a todas las personas que iba conociendo le preguntaba en qué tipo de catecismo estaban sus hijos y les platicaba de FEF, Dios es maravilloso y a los 2 meses de estar allá y de tratar de empezar una Comunidad.

Las señoras dieron el Curso, visitaron al Señor Obispo Don Rafael Barraza Sánchez y regresaron a Durango, la 1ª. Coordinadora fue Tita Güereña, Tere no quiso ser en ese momento pues conocía a muy pocas personas como para saber con quién formar la Mesa de servicio, así que se ofreció como Coordinadora de Catequesis y fue muy importante su experiencia en FEF para poder ayudar a formar Comunidad, llevar a cabo la Pastorela, posada, retiros, preparación a los Sacramentos de Reconciliación y Primera Comunión, poner en práctica la sesión A los jueves en la mañana, la sesión B los lunes en la tarde y las consignas para la sesión C, todo esto hubiera sido muy difícil de llevar a cabo sin su conocimiento de cómo funcionaba una Comunidad.

Un grupo de señoras de Durango llegaron a impartir el Primer Curso de Iniciación, se puso en contacto con ellas y con Tita Güereña que era de Durango pero vivía en Mazatlán y conocía a las que iban a venir, Tere las llamó, se puso a sus órdenes, les contó que ella era de FEF, etc., le pidieron que checara el salón y la ambientación en donde iba a ser el Curso.

Fue así que se llevo a cabo el Curso de Iniciación con mucho éxito y con muchas personas deseosas de formar la 1a. Comunidad.